Porqué / porque / por qué / por que

Aquí os dejo las claves para saber cuándo debe usarse cada una de estas formas:

a) porqué
Es un sustantivo masculino que equivale a causa, motivo, razón, y se escribe con tilde por ser palabra aguda terminada en vocal. Puesto que se trata de un sustantivo, se usa normalmente precedido de artículo u otro determinante:
No comprendo el porqué de tu actitud [= la razón de tu actitud].
Todo tiene su porqué [= su causa o su motivo].
Como otros sustantivos, tiene plural:
Hay que averiguar los porqués de este cambio de actitud.
b) por qué
Se trata de la secuencia formada por la preposición por y el interrogativo o exclamativo qué (palabra tónica que se escribe con tilde diacrítica para distinguirla del relativo y de la conjunción que). Introduce oraciones interrogativas y exclamativas directas e indirectas:
¿Por qué no viniste ayer a la fiesta?
No comprendo por qué te pones así.
¡Por qué calles más bonitas pasamos!
Obsérvese que, a diferencia del sustantivo porqué, la secuencia por qué no puede sustituirse por términos como razón, causa o motivo.
c) porque
Se trata de una conjunción átona, razón por la que se escribe sin tilde. Puede usarse con dos valores:
Como conjunción causal, para introducir oraciones subordinadas que expresan causa, caso en que puede sustituirse por locuciones de valor asimismo causal como puesto que o ya que:
No fui a la fiesta porque no tenía ganas [= ya que no tenía ganas].
La ocupación no es total, porque quedan todavía plazas libres [= puesto que quedan todavía plazas libres].
También se emplea como encabezamiento de las respuestas a las preguntas introducidas por la secuencia por qué:
—¿Por qué no viniste? —Porque no tenía ganas.
Cuando tiene sentido causal, es incorrecta su escritura en dos palabras.
Como conjunción final, seguida de un verbo en subjuntivo, con sentido equivalente a para que:
Hice cuanto pude porque no terminara así [= para que no terminara así].
En este caso, se admite también la grafía en dos palabras (pero se prefiere la escritura en una sola):
Hice cuanto pude por que no terminara así.
d) por que
Puede tratarse de una de las siguientes secuencias:
La preposición por + el pronombre relativo que. En este caso es más corriente usar el relativo con artículo antepuesto (el que, la que, etc.):
Este es el motivo por (el) que te llamé.
Los premios por (los) que competían no resultaban muy atractivos.
No sabemos la verdadera razón por (la) que dijo eso.
La preposición por + la conjunción subordinante que. Esta secuencia aparece en el caso de verbos, sustantivos o adjetivos que rigen un complemento introducido por la preposición por y llevan además una oración subordinada introducida por la conjunción que:
Al final optaron por que no se presentase.
Están ansiosos por que empecemos a trabajar en el proyecto.
Nos confesó su preocupación por que los niños pudieran enfermar.
(Fuente: RAE)

La estructura de la palabra

 

La palabra está formada por unidades mínimas significativas. Son los monemas, que a su vez se dividen en:

  • Lexemas que poseen un significado pleno, independiente.
  • Morfemas que poseen significado gramatical. Pueden ser de dos tipos:

1 Independientes o libres:

– Morfemas determinantes: artículos y adjetivos determinativos.

– Morfemas relacionantes: preposiciones y locuciones prepositivas y conjunciones y locuciones conjuntivas.

2 Dependientes o trabados:

– Morfemas flexivos o desinenciales: tienen un significado puramente gramatical. Para el sustantivo y el adjetivo marcan el género y número. Para el verbo, marcan el tiempo, modo, número, persona, aspecto, voz y conjugación verbal.

– Morfemas derivativos o afijos: matizan el significado del lexema. Pueden ser prefijos (preceden al lexema), sufijos (van detrás del lexema) o interfijos (facilitan la unión del lexema con los afijos o la unión entre los afijos).

Palabra

 

 

Clasificación de las oraciones

Comenzamos el estudio de la Sintaxis. Como ya hemos comentado en clase, en el examen de Lengua de la PAU os piden el “análisis sintáctico global” de una o varias oraciones extraídas del texto. Los criterios generales de evaluación para esta pregunta son los siguientes:

  • Descripción de la construcción sintáctica de oraciones o proposiciones, con su correcta separación, clasificación y función de las proposiciones, así como identificación y función de los nexos.
  • Los gráficos del tipo que sean (“de cajas”, “diagramas arbóreos”, etc.) pueden acompañar la respuesta, pero no son preceptivos.
  • El enunciado propuesto para el análisis sintáctico podrá ser una elaboración adaptada del texto.

Por tanto, se trata de hacer un análisis redactado. Para ir adelantando trabajo, os dejo cómo se clasifican las oraciones.

CLASIFICACIÓN DE LAS ORACIONES